Propiedades del aceite de almendras

El aceite de almendras dulces se obtiene del fruto del árbol del almendro (Prunus Dulcis), originario de Asia Central, donde es cultivado desde hace miles de años.

Fueron los romanos quienes difundieron el cultivo del almendro, originario de Asia Central, por el resto de Europa y de allí llegó a América. Hoy es EEUU (California) el principal productor mundial, siendo España el que ocupa el segundo lugar.

El Aceite de almendras dulces prensado en frío tiene su principal virtud en la conservación de todas sus propiedades. Mientras que el refinado, pierde considerablemente sus propiedades debido al proceso mismo de refinamiento, en caliente y a través de disolventes.

Aceite de almendras dulces, prensado en frío, es rico en vitaminas A, B1, B2, B6 y E. Minerales: zinc, hierro, calcio, magnesio, fósforo y potasio.

 

Propiedades del aceite de almendras

Emoliente. Hidratante. Desinflamante.

 

Usos cosméticos

En Aromaterapia es el preferido para diluir aceites esenciales. Muy utilizado para realizar masajes, tanto por su propiedad anti-inflamatoria como por su efecto hidratante.

Previene las arrugas y las estrías.

En casos de sequedad, deshidratación o escamación, el aceite de almendras puede aplicarse sobre la piel húmeda luego del baño o la ducha.

El aceite de almendras aporta brillo y suavidad a los cabellos castigados, quemados o escamados y quebradizos. Puede utilizarse directamente en las puntas, a modo de serum. O en toda la cabeza en forma de mascarilla, cubriendo con un gorro manteniendo durante una hora. O aplicando calor por un término de 20 minutos.

 

Óleo reparador para pieles secas

 

35 grs. de aceite de almendras dulces

 5 grs. de aceite de sésamo

Aceites esenciales: 3 gts de lavanda, 2 gts de sándalo.

Procedimiento: mezclar los ingredientes uno a uno en un bote de vidrio ámbar. Usar a diario en las zonas donde queramos lograr humectación profunda.

 

Gladys Gómez Flores

Naturópata, especializada en cosmética natural.