Beneficios de la Vitamina A en la piel

El retinol o Vitamina A es una vitamina soluble en grasas o aceites (liposoluble) esencial en el desarrollo y funciones del cuerpo humano. Forma parte del grupo de las tan conocidas vitaminas antioxidantes

Es popularmente conocido por sus grandes propiedades terapéuticas y cosméticas para la piel (como en casos de acné, psoriasis, etc.), sus enormes efectos antioxidantes y antienvejecimiento de la piel, ademas de su intervención en el desarrollo de diversos tejidos y en el sistema inmune.

BENEFICIOS EN LA PIEL: VITAMINA A o RETINOL

– Tejidos de la piel. El retinol tiene un papel fundamental en las células epiteliales, contribuyendo a su formación y buen desarrollo. Las células epiteliales son aquellas que forman el epitelio, tejido que recubre los diferentes órganos y cavidades internas: piel, mucosas, glándulas. El epitelio esta en contInua regeneración, de ello se deduce la importancia que el retinol tiene en este proceso. El retinol contribuye a una buena formación y desarrollo de este tipo de células.

– Antiarrugas. El retinol es una vitamina poderosamente antioxidante. Evita el envejecimiento prematuro de la piel y combate eficazmente los radicales libres. Por ello el retinol es usado en numerosos tratamientos cosméticos y cremas de belleza que luchan contra las arrugas. Al eliminar y combatir los radicales libres, previene enormemente el envejecimiento de las células.

– Piel más lisa y joven. El retinol estimula la producción de colágeno, encargado de la formación estructural de las capas de la piel, por lo que contribuye a una piel más lisa y uniforme, con apariencia más joven.

– Coloración de la piel. Los betacarotenos (precursores de la vitamina A o retinol) se sitúan en las capas mas externas de la piel y, junto a la melanina, contribuyen a su coloración y aspecto sano. Una dieta rica en betacarotenos favorece una piel mas radiante, sana y con aspecto dorado.

– Retinol para el acné. El retinol es también un tratamiento muy eficaz para tratar el acné, de hecho fue el primer uso que se le dio al retinol. El retinol combate el acné existente y previene la aparición futura del acné o granitos en pieles grasas o con tendencia acneica. Reduce las imperfecciones y las protuberancias, aminora las marcas del acné y alisa la superficie de la piel.

Dra Silvia Fernandez

Medica especialista en dermatología

Consultas: Consultorios San Agustin (Belgrano y Combate de San Lorenzo)                             te:  (0299)4425223/4475749

                  Medes (Córdoba 126) te: (0299)4420899

Propiedades de la Rosa Mosqueta y cómo utilizarla

El aceite de rosa mosqueta es uno de los aceites naturales más populares, empleado especialmente por su poder hidratante y re generativo, haciéndolo ideal para la eliminación de cicatrices y el tratamiento de las estrías. Pero estos no son los únicos usos que podemos darle y, de hecho, se trata de una alternativa genial para la prevención de las arrugas prematuras o el tratamiento de surcos y marcas que han aparecido en la piel por la edad.

Cuáles son las propiedades del aceite de rosa mosqueta

El aceite de rosa mosqueta se ha convertido en uno de los más empleados debido a sus propiedades altamente hidratantes y a su capacidad de regenerar los tejidos. Es extraído de las semillas provenientes de un arbusto silvestre de la rosa, convirtiéndose en un aliado de belleza gracias a sus importantes propiedades. Este producto aporta omega 3, omega 6, ácido linoleico, vitaminas A, C y E y antioxidantes, convirtiéndose en un aliado de belleza potente y muy útil.

Debido a todos los nutrientes con los que cuenta es común usar el aceite de rosa mosqueta para las arrugas, pues hidrata a la piel en profundidad y consigue mejorar de forma notable su apariencia. Sus principales beneficios contra el envejecimiento son:

Retrasa la formación de arrugas

Debido a su alto contenido de antioxidantes, ácidos grasos y vitaminas, el aceite de rosa mosqueta es capaz de penetrar de forma profunda en la piel consiguiendo nutrirla de manera intensa, lo que ayuda a tener una piel alimentada retrasando de forma efectiva los efectos del paso del tiempo.

Disminuye las líneas de expresión

Este aceite es rico en Vitamina C y E, ambos excelentes antioxidantes que previenen la oxidación de las células y con ello la formación de radicales libres, los que influyen notablemente en el proceso de envejecimiento. Cuando hidratamos y aportamos antioxidantes a la piel mejoramos la apariencia de las arrugas existentes, disminuyendo su profundidad, al tiempo de desaceleramos el proceso natural de envejecimiento.

Ayuda a prevenir el envejecimiento por los rayos UVA

El sol es uno de los factores más nocivos para nuestra piel, en especial para el rostro, produciendo manchas y arrugas. Debido a la concentración de ácidos grasos esenciales, vitaminas y antioxidantes del aceite de rosa mosqueta, el mismo mejora la pigmentación y textura de la piel, unificando su tono y ayudando a combatir las posibles manchas producidas por el sol, al tiempo que las previene.

Favorece la producción de colágeno

Una de las razones por las que este producto es ideal para combatir las arrugas es porque contiene vitamina C, un nutriente que estimula la producción de colágeno, imprescindible para garantizar la flexibilidad y firmeza de la piel. Con el paso de los años la capacidad para producir colágeno del cuerpo va disminuyendo, por lo tanto es importante que nuestros productos antiedad contengan compuestos que beneficien su incremento.

Aporta una gran hidratación

Por su condición de aceite y también por su aporte de vitamina A, este producto es ideal para favorecer la hidratación de la piel combatiendo la dermis seca que, recordemos, es más propensa a arrugarse prematuramente que la piel grasa. La vitamina A evita la pérdida de agua de la piel mejorando su apariencia, especialmente después de los 40 años, etapa en la que comienza la disminución en la producción de colágeno.

 

Ahora que ya conoces todos sus beneficios anti-envejecimiento, es momento de descubrir cómo usar el aceite de rosa mosqueta para las arrugas y conseguir resultados efectivos. Lo primero que debes tener en cuenta es que para evitar su oxidación, el producto siempre debe estar en un envase oscuro y almacenado en un lugar cerrado, con sombra y fresco.

Puedes aplicarlo de distintas maneras siguiendo los siguientes pasos:

Debido a sus propiedades concentradas, se recomienda aplicar este aceite en las noches y no en el día, pues suele dejar una capa oleosa que podría ocasionar brillos. Además, es durante la noche cuando el producto se absorbe mejor, aportando mayores beneficios.
Lava bien tu rostro antes de aplicar el aceite de rosa mosqueta, de este modo eliminarás la suciedad de los poros facilitando su absorción.
Coloca dos o tres gotitas en tus dedos y esparce por tu rostro a modo de sérum, siempre con movimientos ascendentes y circulares. Enfoca la aplicación en zonas problemáticas como las comisuras de la boca, el entrecejo o la frente, evitando el contorno de ojos ya que este aceite no es adecuado para esta zona.
Luego aplica tu crema hidratante o antiedad y, con el dedo anular, debes dar suaves golpecitos en tu rostro para estimular la circulación sanguínea y garantizar una mejor absorción de ambos productos.
También puedes mezclar el aceite de rosa mosqueta con tu crema hidratante o antiedad de noche, para ello debes colocar varias gotas en el producto y mezclar bien. A pesar de que esta alternativa es muy recurrida, consideramos que la mejor opción es aplicar ambos productos por separado para mantener las propiedades de tu crema intactas.

Puedes aplicar el aceite de rosa mosqueta cada noche, si en algún momento decides dejarlo no hay problema pues no existe ningún tipo de efecto contraindicado en ello, los aportes que has conseguido con este producto no se verán alterados.