Ácido ascórbico en cosmética

El acido ascórbico que es lo que conocemos comúnmente como vitamina C, es una sustancia esencial y necesaria en el adecuado funcionamiento del cuerpo humano. Esta vitamina hidrosoluble que se deriva del metabolismo de la glucosa, es indispensable para tener una piel saludable.
El interés por la vitamina C (ácido ascórbico) como ingrediente en cosmética se debe a su capacidad para inactivar los radicales libres inducidos por los rayos ultravioleta y para regenerar la vitamina E (otro potente antioxidante). 

Apertura1.jpg

La concentración de vitamina C en cosméticos suele ser de entre el 0,2% y el 4% en peso (por ejemplo, 2 g de ácido ascórbico por cada 100 mg de crema). 

En estudios clínicos, se ha comprobado que la vitamina C en cosmética actúa como antioxidante y agente anti-inflamatorio. 

Cuando se aplica después de quemaduras por rayos UVA, la vitamina C reduce el enrojecimiento un 50% más rápido que en las zonas no tratadas. La psoriasis y el eccema también han demostrado una mejora con la vitamina C. Además, el ácido ascórbico estimula la síntesis de colágeno y reduce la pigmentación oscura de la piel (por ejemplo, las manchas de la edad). Por lo tanto, el ácido ascórbico se considera un ingrediente anti-envejecimiento.

shutterstock_91255055.jpg


Serum Vitamina C

La persona que quiera una piel con tono más parejo, firme y joven necesita un serum con vitamina c. Es un producto para usarse todo el año!

Ingrediente Activo: 

1-  2 gr de Vitamina C (Ácido ´L-ascórbico) (aproximadamente 1/4 de una cucharilla de postre). El ingrediente activo debe ser L-ascórbico, no utilices comprimidos de vitamina C, ya que no tendrán actividad. 

Ingredientes para la base:

5 ml de glicerina (1 cucharadita), 5 ml de agua (1 cucharadita). 

¿Cómo hacerlo?

1. Disolvemos 1 gramo de ácido L-ascórbico en 5 ml de agua (preferiblemente destilada), en  un recipiente de vidrio pequeño. Nos aseguramos que esté completamente disuelto antes de ir al siguiente paso.

2. Añadimos los 5 ml de glicerina y mezclamos bien.

3. Poner en un recipiente preferentemente osuro o color ambar,  con tapa, ya que la luz degrada la vitamina C. 

Guardar en un lugar seco y fresco.

Ya tenemos listo nuestro serum. Aplícalo sobre la piel una vez al día (preferentemente durante la noche).